lunes, 2 de junio de 2014

PR-NA194 Iturrixikin-Monte de Arriba (Iracheta)







Domingo, 1 de Junio de 2014

En Noviembre del año pasado se inauguró en Iracheta, en el corazón de la Valdorba serrana, un sendero de la categoría "Pequeño Recorrido" que es una maravilla. Se invirtieron unos 32.000 € además del trabajo en auzolán de los vecinos del pueblo. 
El resultado es magnífico. Un recorrido bien señalizado y explicado que ojalá sirva de modelo para recuperar los senderos abandonados que promovió hace años el Consorcio de la Zona Media.  
Son las 08,00 horas. Los auroros acaban de cantar la aurora de la Ascensión. Magán marca 15º y la farmacia 14º. El día está nublado y sopla un cierzo frío. Con el coche nos acercamos a Iracheta.





08,30 horas. Saliendo por la calle en dirección N. junto al Ayuntamiento, está el panel que explica el recorrido.
Tomamos el camino que sube a la izda. y enseguida nos adentramos en el bosque de robles. Los árboles son finos, jóvenes. El boj convive con el enebro. La hierba, húmeda y tierna, tiene un color vivo, de montaña.






09,20 horas. Llegamos al Roble centenario que tiene a su lado el correspondiente panel explicativo. Es un buen ejemplar.





Rodeándolo tres personas, apenas se pueden tocar las manos. 



Cinco minutos más tarde estamos frente a las ruinas de la Borda de las Vacas. Un panel explica la vida y labores de los habitantes de esta zona tiempo atrás.
El sendero abandona el bosque y, subiendo un pequeño repecho, nos asomamos a una vaguada que nos llevará hasta un mirador.
El viento azota la campa. Estamos a unos pocos metros menos de altura que en la Peña de Unzué. Las nubes entran veloces  y nos impiden ver el paisaje.







09,30 horas. Mirador. Las dos imágenes que muestra el panel tienen ochenta años de diferencia. Invitan a apreciar los cambios que han experimentado las laderas próximas. La senda desciende entre matorrales. Cuando encontramos un abrigo del viento, paramos a echar un bocado. 
Mikel Murillo nos sorprende reponiendo fuerzas. Hoy ha abandonado la sierra de Alaitz para dar una vuelta suave por este lugar. Nos dice que aún nos queda la parte, para él, mas bonita del recorrido. 
Bajamos hacia el camino principal que lleva a Iracheta.





10,20 horas. Faro. Es un monolito circular, levantado con mucho gusto, con las piedras colocadas con la técnica "seca". 







Junto al camino se encuentra la Fuente de la Teja, también conocida por Iturrixikin (fuente sucia) que da nombre a este itinerario. 
El lugar está limpio y cuidado.





La fuente tiene una teja a modo de caño y vierte el agua en el barranco que viene desde los montes cercanos. 
Continuamos hacia la izda. por el camino principal hasta que las marcas nos indican que hay que volver a entrar en el bosque. 
10,40 horas. Rodeada de pinos, una caseta redonda, completamente rehabilitada, nos invita a salir del camino y visitarla.




"Ante tí, la cabaña de Mariano. Una preciosa muestra de arquitectura tradicional de la que quedan escasos ejemplos". 
Así comienza la explicación de la maravilla que tenemos delante.



Damos una vuelta alrededor de ella y contemplamos la terminación de su tejado de lajas. 
Seguimos ascendiendo, disfrutando del pinar. 



11,10 horas. Irumuga. Estamos a 1.012 mt de altitud. El panel indica los montes que cierran el paisaje. La Higa aparece envuelta las nubes. Izaga y Arangoiti están despejados.





Nos gusta lo que dice el cartel: "Desde la seguridad de saberse en "casa", se abre esta ventana a paisajes distintos, a otras vecindades, a otros reinos….."

Cuando iniciamos el regreso llegan tres conocidos de Tafalla. Manolo, Ojer e Iñaki suben rápidos y sin mochilas. Comentamos el recorrido tan fantástico que hay al lado de casa. 
Volvemos a Iracheta. 







El recorrido sigue siendo agradable. Los pinos, endrinos y zarzamoras se extienden a nuestra dcha. 






Al final del bosque, la senda gira 90º grados en dirección al barranco y a la pista nueva. La bajada es incómoda, áspera. 
Con el murmullo del agua a nuestra dcha., caminamos al abrigo del cierzo. Saltando por encima de tres piedras, cruzamos el barranco y salimos a la pista. 
En cinco minutos llegamos a Iracheta. 
Damos una vuelta por el pueblo. Está precioso. Limpio y con las casas arregladas, cada rincón invita a pararse. Y además, está la visita obligada al hórreo. 
Con la satisfacción de haber hecho un recorrido increíble, volvemos para casa. 

Recomiendo pinchar en este enlace para saber algo de la ejecución de este proyecto. 

En este enlace se puede ver el recorrido de hoy. Ha sido tomado de Mis Escapadas por Navarra y realizado por Angelov. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario